lunes, 1 de mayo de 2017

José Respaldiza

Bueno, apenas se retiró corrimos para sacar el bendito chicle antes que ingresara otro profesor y con las justas lo hicimos ya que entró la profesora Clotilde Albarracín, siempre puntual la profesora de sicología, porque la co-educación conlleva tener, también, profesores y profesoras.
De estatura normal, poseía un cuerpo escultural, de buena presencia, piel moreno claro, abundante cabellera negra y un par de anteojos que delataban una cortedad visual. De voz firme, amable y a veces dejaba entrever una ligera coquetería, pero ¡hay! de aquel que osara pasarse de la raya, se las tenía que ver con un genio de la mar y morena, con clavo y canela.
 - Pepe, deja de verle las yucas a la profe – me dijo en voz baja Ana.
- ¿Yucas? Dirás berenjenas – le contesté, pero me escuchó la profesora.
- ¿De qué berenjenas habla Respaldiza? – dijo mirándome directo, no hay duda alguna, no se le pasa una.
- Digo que sirven para aumentar el relleno del pavo – pongo esa excusa.
- ¿Sabe usted de cocina?
- Regular, media suela, taco bajo.
- ¿Cómo? ¿Qué dice?
- Digo que me defiendo.
- A ver ¿cómo se hace el ahogado?
- Facilongo profe, pica un pocotón de cebolla en cuadraditos muy pequeños, se chanca un par de ajos. Pone una olla al fuego, vierte un ligero chorrito de aceite, si es de oliva mucho mejor, espera un ratón para que caliente. Se mete la cebolla picada y los ajos chancados, se le agrega una ñisca de sal y se deja dorar. Al tomar color, osea, que  yastán, se le pone una taza de agua, con lo cual se le ahoga. De
allí su nombre, porque no saben nadar.
- ¡Bravo!- dijo la profesora – ya puede casarse.
 No bien terminó de hablar cuando se me encendieron las mejías, me puse rojo de vergüenza,  sin saber por qué.
- Miren, el sapo se comió un pavo, jajaja.
¿De qué trató la clase? Ya no me acuerdo, solo logro rememorar la mirada de no te creo nada que la profesora me lanzó.

 (José Respaldiza, Adiós al colegio)
 
José Respaldiza Rojas (Lima, Perú, 1940). Decano de la Facultad de Pedagogía de la Universidad Nacional de Educación (1991), catedrático principal, periodista autodidacta, escritor, especializado en literatura infantil. Es Magister en Educación.Ha publicado Las fabulosas fábulas, La Maestra adivinanza, Jitancuentos, Fabulario, Calcular con fantasía, Imayllanqui jitayllanqui, mil adivinanzas quechuas, Adivinanzas impublicables, Las jitanjáforas en el mundo infantil, El tangrama, Lince en mis recuerdos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Quién tenga algo que decir, dígalo.