sábado, 6 de mayo de 2017

6 de mayo - Domingo

Domingo Huetos, Joven pescadora
Domingo Huetos (? - 28 de septiembre de 2005) fue un pintor español. Estudió en la Escuela Superior de Pintura de Madrid. En la década de los '50 se estableció como uno de los principales pintores de Guadalajara. Fue también maestro de pintores.  

Domingo Huetos, Mujer con manzanas







.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Domingo Santos (1942) es el seudónimo del escritor español de ciencia ficción Pedro Domingo Mutiñó. Es uno de los escritores españoles de ciencia ficción más conocidos mundialmente. Es el cofundador de la revista Nueva Dimensión. Entre sus obras se encuentran: Volveré ayer, Gabriel, La cárcel de acero, El visitante y Futuro imperfecto.

Nació repentinamente.
Hasta entonces había sido la nada, el no existir. Y de repente, fue. En un momento, en una fracción de segundo, el no ser pasó a ser; y él, que hasta entonces no había sido, fue.
No nació pequeño, subdesarrollado, en estado embrionario. Su primera sensación fue la de un ser completo. Todo lo sabía, todo lo conocía. No existía nada que estuviera fuera del alcance de su percepción; la sabiduría del mundo estaba en su cerebro. Era, dentro de sí mismo, un ser perfecto.
Y sin embargo, acababa de empezar a existir.
Abrió lentamente los ojos. Estaba tendido sobre una superficie metálica, amoldada a las líneas de su cuerpo, en posición horizontal. Directamente sobre él, sus ojos divisaron una superficie blanca, uniforme, en el centro de la cual brillaba un globo luminoso. En sus cuatro lados, la superficie quedaba cortada por cuatro planos verticales, también blancos, delimitando un cuadrado que cerraba aquel sector. Los cuatro planos se cortaban igualmente entre sí. Y bajo ellos, un nuevo plano, paralelo al superior, de color gris, cerrando el volumen de un cubo.
Y él se encontraba en su interior.
Se levantó. Su cuerpo obedecía instantáneamente a los mandatos de su cerebro. Deseó sentarse sobre la superficie —de la mesa, y se sentó. Quiso ponerse en pie, y se levantó. Todo funcionaba correctamente. Su cuerpo, al igual que su mente, era perfecto.

(Domingo Santos, Gabriel)




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Quién tenga algo que decir, dígalo.