sábado, 27 de mayo de 2017

27 de mayo - Bruno


Bruno Schulz (1893-1942) nació en Drohobycz, mientras esta ciudad pertenecía a la Galitzia austríaca. Se convirtió en ciudadano polaco sólo en 1918, cuando su ciudad natal pasó a formar parte de Polonia. Estudió en Viena, para luego regresar a Drohobycz, donde habría de dedicarse a la enseñanza del dibujo el resto de su vida. Aunque sólo publicó dos libros de cuentos –Las tiendas color canela y El sanatorio del sepulturero–, esta producción de exiguo volumen fue suficiente para llamar la atención sobre su personalidad.

C. Spencelayh, El jubilado
Soy un jubilado, en el sentido literal y total de la palabra. Un hombre que ha llegado muy lejos en esta cualidad. Sí, seriamente adelantado. Un jubilado de alta calidad.
Puede ser, inclusive, que haya superado en este aspecto ciertos límites definitivos y admisibles. No quiero callarlo; al fin y al cabo ¿qué hay de tan extraordinario en eso? ¿Por qué abrir así los ojos y mirarme con esa estima hipócrita y esa gravedad solemne que contienen tanto placer secreto frente al perjuicio sufrido por el prójimo? ¡Cuántos carecen del tacto más elemental! Habría que admitir tales hechos con actitud simple, con cierta distracción, con la ligereza inherente a esos asuntos. Hay que pasar a la orden del día como yo lo hago perezosamente, canturreando detrás de la barba; pasar por encima de esas cosas sin preocuparse. Es quizás eso lo que me hace sentirme inseguro de mis piernas: debo apoyar los pies lentamente, con precaución, uno delante del otro y prestar mucha atención a la dirección que llevo. Es tan fácil desviarse en este estado de cosas... El lector me comprenderá si no soy muy explícito. La forma de mi existencia depende, en alto grado, de la perspicacia de los demás y exige en este aspecto mucha buena voluntad.

(Bruno Schulz, El jubilado)

.
Bruno Tinucci es un pintor italiano autodidacta. Se inspira en los paisajes de su nativa Toscana, empleando colores brillantes que dan una atmósfera vibrante a sus paisajes.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Quién tenga algo que decir, dígalo.