lunes, 3 de abril de 2017

Daniel Defoe

Para completar esta parte de su Historia, podría detallar aquí los progresos que ha hecho en las alianzas que ha contraído con Roma, y agregar una larga lista de las matanzas, de las guerras y de las expediciones que se han hecho en favor de la Religión, y en las que él ha tenido el honor de estar visible: tales han sido la matanza de París, la guerra de Flandes bajo el Duque de Alba, el incendio de Smithfield en Inglaterra, y las matanzas de Irlanda; todos estos hechos nos convencerían, del modo más completo, de que el Diablo no ha permanecido ocioso; pero como ya hablaré de ello más adelante, y aquí solo trato de los puntos generales, diré solamente de ellos dos palabras, en forma sumaria: repito que me basta probar que el Diablo tuvo realmente tanta parte como otro cualquiera en los métodos que ciertas personas han seguido para la propagación de la Religión Cristiana en el Mundo.
Hay quien ha tenido la temeridad, por no decir la maldad, de acusar al Diablo de haber sido la causa de las grandes victorias que sus amigos los Españoles han obtenido en América, y han pretendido abonar en su crédito las conquistas de México y del Perú; pero yo no puedo compartir su parecer. Creo que el Diablo no ha tenido parte en ese asunto; la razón que alego es la de que Satanás nunca ha tenido la locura de perder el tiempo, ni de emplear mal su política, ni aún de embarcar a sus Aliados para ir a conquistar Naciones que ya eran de él; esto sería Satanás contra Belcebú, sería hacerse la guerra a sí mismo, o, por lo menos, no tendría ninguna ventaja para él.
(Daniel Defoe, Historia política del diablo)

Daniel Defoe (posiblemente el 3 de abril de 1660 - 21 de abril de 1731) fue un escritor, periodista y panfletista inglés, mundialmente conocido por su novela "Robinson Crusoe".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Quién tenga algo que decir, dígalo.