martes, 4 de abril de 2017

4 de abril - Benito


Benito Rebolledo Correa (2 de agosto de 1880 - 29 de junio de 1964), pintor chileno nacido en Curicó.
De origen humilde, comenzó su carrera artística a los quince años luego de trasladarse a Santiago e interesarse por aprender las técnicas del afichismo y la pintura decorativa. En aquella época, formó parte de la Colonia Tolstoyana, grupo de artistas y obreros ilustrados de ideas políticas anárquicas que convivían y trabajaban en torno al tema realista social. Luego de ingresar a la Academia de Bellas Artes y recibir las enseñanzas e influencia de maestros como Pedro Lira, Juan Francisco González y Fernando Álvarez de Sotomayor, Rebolledo se dedicó completamente a la pintura y a cultivar su afición por el boxeo.





Benito Pérez Galdós (10 de mayo de 1843 – 4 de enero de 1920) fue un escritor español de estilo realista. Fue un escritor muy prolífico, puesto que es autor de 31 novelas, 46 Episodios Nacionales, 23 obras de teatro y una gran cantidad de obras menores. Su obra más importante, los Episodios Nacionales, forman una serie de novelas históricas que tratan de los momentos más relevantes de la historia de España y que comienza con Trafalgar.

Se me permitirá que antes de referir el gran suceso de que fui testigo, diga algunas palabras sobre mi infancia, explicando por qué extraña manera me llevaron los azares de la vida a presenciar la terrible catástrofe de nuestra marina.
Al hablar de mi nacimiento, no imitaré a la mayor parte de los que cuentan hechos de su propia vida, quienes empiezan nombrando su parentela, las más veces noble, siempre hidalga por lo menos, si no se dicen descendientes del mismo Emperador de Trapisonda. Yo, en esta parte, no puedo adornar mi libro con sonoros apellidos; y fuera de mi madre, a quien conocí por poco tiempo, no tengo noticia de ninguno de mis ascendientes, si no es de Adán, cuyo parentesco me parece indiscutible. Doy principio, pues, a mi historia como Pablos, el buscón de Segovia: afortunadamente Dios ha querido que en esto sólo nos parezcamos.
Yo nací en Cádiz, y en el famoso barrio de la Viña, que no es hoy, ni menos era entonces, academia de buenas costumbres. La memoria no me da luz alguna sobre mi persona y mis acciones en la niñez, sino desde la edad de seis años; y si recuerdo esta fecha, es porque la asocio a un suceso naval de que oí hablar entonces: el combate del cabo de San Vicente, acaecido en 1797.

(Benito Pérez Galdós, Trafalgar)


Benito Cereno es el personaje central de la novela del mismo nombre de Herman Melville. La historia cuenta una rebelión en el barco negrero San Dominick, frente a la costa de Valparaíso.

Algún aventurero de poca monta, disfrazado de grande de los océanos pero ignorante de los requisitos básicos de la más simple caballerosidad hasta el punto de ofrecer muestras de tan notable indecoro. Esa extraña ceremoniosidad puesta de manifiesto también otras veces, parecía propia de alguien que interpreta un personaje por encima de su auténtico rango. Benito Cereno... don Benito Cereno... un nombre muy acertado. Un apellido, además, nada desconocido en esa época entre los sobrecargos y capitanes de barco que comerciaban a lo largo de los mares españoles y perteneciente a una de las más emprendedoras y extensas familias de comerciantes de todas esas provincias, algunos de cuyos miembros poseían títulos nobiliarios; una especie de Rothschild de Castilla, con un hermano o primo noble en cada gran ciudad comercial de Sudamérica. El supuesto don Benito era un hombre joven, alrededor de los veintinueve o treinta años.
(Herman Melville, Benito Cereno)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Quién tenga algo que decir, dígalo.