domingo, 2 de abril de 2017

2 de abril - Francisco

Francisco Coloane (19 de julio de 1910 - 5 de agosto de 1995) Fue un escritor y periodista chileno perteneciente a la generación literaria de 1938 y Premio Nacional de Literatura de 1964. Su obra se caracteriza por su estilo sencillo y ágil y se desarrolla en el extremo austral de América. Entre sus obras se puede nombrar Cabo de Hornos, Golfo de Penas, Tierra del Fuego, El camino de la ballena y Papeles recortados.
Los cuentos de Coloane no sólo valen por el exótico paisaje austral, sino, fundamentalmente, por la riqueza infinita de los caracteres que los sustentan. El hombre de Coloane contiene y expresa la complejidad  física, pasional y razonadora de todos los hombres. Y, como todos, en fin, pertenece a una clase social, de lo cual puede tener conciencia o no, pero que a los ojos del espectador ilumina su existencia toda, e inclusive permite comprender el hecho de que precisamente haya ido a buscar la supervivencia donde es tan difícil supervivir. En los relatos de Coloane, por lo tanto, se dan los rasgos básicos del arte perdurable. Allí hay vida, vida que nace, se desenvuelve ásperamente, vida que se extingue y se renueva.
(Yerko Moretic, crítico literario)







Francisco de Miranda (28 de marzo de 1750 - 14 de julio de 1816) Fue un político, militar, diplomático, escritor y humanista venezolano. Fue un precursor de la Emancipación Americana del dominio español. Participó en la Guerra de Independencia de los EE.UU., en la Revolución Francesa y en la Guerra de Independencia de Venezuela.
Miranda visionaba un gran imperio independiente que agrupara a todas las excolonias españolas de América, desde el rio Mississippi a Tierra del Fuego y que se llamaría Colombia en homenaje al descubridor Cristobal Colón.



Se lanzó a recorrer los Estados Unidos y Europa; conoció a George Washington y Napoleón; intimó con Catalina la Grande de Rusia y cautivó a generales, intelectuales y gobernantes. Tras llamar a las puertas de todos los grandes estadistas de su tiempo, al fin consiguió el apoyo para emprender la causa de su vida: la invasión marítima de los dominios españoles en el Caribe empezando por su Caracas natal, para crear la Gran Colombia, el sueño de unos Estados Unidos de América del Sur.(Fermín Goñi, Los sueños de un libertador)

 

Francisco de Quevedo Villegas (14 de septiembre de 1580 – 8 de septiembre de 1645). Fue un escritor español del Siglo de Oro. Se trata de uno de los autores más destacados de la historia de la literatura española y es especialmente conocido por su obra poética, escribió 875 poemas, pero también escribió obras narrativas y obras dramáticas, en gran parte enormemente satíricas.

HERMANO MAYOR.- Como ejecutoria no puede pedirse más. En cuanto al examen de ingenio, la cofradía queda en libertad de preguntar. (Se sienta. Los preguntadores van levantándose por turno con gesto de cátedra.)
COFRADE 1º.- Caballero Quevedo: ¿qué es lo mejor y lo peor que tiene España?
QUEVEDO.- Lo mejor, sus grandes poetas. Lo peor, sus poetas güeros, chirles y sabandijas.
COFRADE 1º.- ¿Qué remedio proponéis contra ese mal?
QUEVEDO.- Imponer temporadas de veda a las Musas como a los cazadores. Y a los poetas públicos señalarles casa de arrepentidos y fechas con prohibición de ejercer, como a las mujeres públicas en Semana Santa. (Se sienta el COFRADE 1º, se levanta el 2º.)
COFRADE 2º.- Caballero Quevedo: entre tantos poetas ¿cuáles consideráis más nocivos?
QUEVEDO.- Los de ninfa y pastor, contra los cuales debería dictarse una pragmática ordenándoles descartarse inmediatamente de Júpiter, Venus y Neptuno, so pena de tenerlos por abogados a la hora de su muerte.
COFRADE 2º.- ¿Y los menos peligrosos?
QUEVEDO.- Los poetas hortelanos, que todo lo resuelven con verduras, atestando los senos de azucenas, los labios de claveles y el aliento de jazmines.
COFRADE 3º.- Caballero Quevedo: ¿creéis, como dice el vulgo, que la riqueza es una bendición de Dios?
QUEVEDO.- En modo alguno. Para comprender lo poco que a Dios le importa el dinero, basta ver a quién se lo da.
(Alejandro Casona, El caballero de las espuelas de oro)




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Quién tenga algo que decir, dígalo.