miércoles, 21 de diciembre de 2016

Recuerdo es, lo que no se olvida...

No, no fue tan efímera la historia 
Vijay Belgave, Recuerdos
de nuestro amor: entre los folios tersos
del libro virginal de tu memoria,
como pétalo azul está la gloria
doliente, noble y casta de mis versos.

No puedes olvidarme: te condeno
a un recuerdo tenaz. Mi amor ha sido
lo más alto en tu vida, lo más bueno;
y sólo entre los légamos y el cieno
surge el pálido loto del olvido.

Me verás dondequiera: en el incierto
anochecer, en la alborada rubia,
y cuando hagas labor en el desierto
corredor, mientras tiemblan en tu huerto
los monótonos hilos de la lluvia.

¡Y habrás de recordar! Esa es la herencia
que te da mi dolor, que nada ensalma.
¡Seré cumbre de luz en tu existencia,
y un reproche inefable en tu conciencia
y una estela inmortal dentro de tu alma!
(Amado Nervo)


Art Scholz, Recuerdos

Recuerdos de aquel tiempo
en el que no sabíamos casi nada
pero lo intuíamos casi todo;
cuando éramos nosotros
los que teníamos que buscar el oro.
Y no como ahora, tiempo ingrato,
en el que todo nos llega
con sólo apretar un botón.
Hable al son de las viejas normas
mi corazón.
(Juan Gómez Capuz)


“Si busco en mis recuerdos los que me han dejado un sabor duradero, si hago balance de las horas que han valido la pena, siempre me encuentro con aquellas que no me procuraron ninguna fortuna.”
(Antoine de Saint-Exupery)

Katherine Berlin, Recuerdos de la infancia


Los recuerdos nos llaman/siempre insisten
no soportan que los abandonemos
y tienen toda la razón del mundo
porque son los ladrillos del pasado
Edward Lamson Henry, Recuerdos
la memoria es tan fiel que los archiva
por orden alfabético y por zona
para que así podamos encontrarlos
cuando nos hagan falta en pleno insomnio
los recuerdos son pedazos de vida/
si los asimilamos con cautela
y los llevamos hasta nuestro roble
aquel que nos dio sombra en un verano
podremos repasar expectativas
posibles o imposibles/ quién lo sabe
los recuerdos nos llevan al origen
se convierten de pronto en semilla
de las oscuridades y las luces
que vinieron después y despacito
con la memoria vamos y volvemos
por todos los caminos del terruño
ah pero los recuerdos nos esperan
en la aglomeración de las llegadas
y desde luego los recuperamos
porque son hijos de nuestro pellejo
de nuestras glorias y nuestras caídas
bienvenidos recuerdos no lo olviden
tienen hogar en nuestros corazones.
(Mario Benedetti)

Frederick McCubbin, Recuerdos de otoño
La sangre de la noche
va por las arterias
de los surtidores.
¡Oh qué maravilla
de temblor!
Yo pienso
en ventanas abiertas,
sin pianos y sin doncellas.
¡Hace un instante!
Todavía la polvareda
se mece en el azul.
Hace un momento.
¡Dos mil siglos!
Si mal no recuerdo.
(Federico García Lorca)


Niña de las historias melancólicas, niña,
niña de las novelas, niña de las tonadas
tienes un gesto inmóvil de estampa de provincia
Leonid Afremov, Recuerdos de Paris
en el agua de otoño de la cara perdida
y en los serios cabellos goteados de dramas.
Estás sobre mi vida de piedra y hierro ardiente
como la eternidad encima de los muertos,
recuerdo que viniste y has existido siempre,
mujer, mi mujer mía, conjunto de mujeres,
toda la especie humana se lamenta en tus huesos.
Llenas la tierra entera, como un viento rodante,
y tus cabellos huelen a tonada oceánica,
naranjo de los pueblos terrosos y joviales,
tienes la soledad llena de soledades,
y tu corazón tiene la forma de una lágrima.
(Pablo de Rokha)





2 comentarios:

  1. Te has apoyado en grandes de las letras, has elegido los mejores documentos sobre el recuerdo y leyéndolos todos pensaremos en los nuestros. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sindel propuso "Lo que no se olvida", pero ya hubo un olvido este año y otro olvido el año anterior. Es por eso que cambié el tema...

      Eliminar

Quién tenga algo que decir, dígalo.